Ambigüedad

I. ¿Qué es la ambigüedad?

Índice
  1. I. ¿Qué es la ambigüedad?
  2. II. Tipos de ambigüedad
    1. a. Ambigüedad semántica, también conocida como polisemia
    2. b. Ambigüedad sintáctica
    3. C. Ambigüedad narrativa
  3. tercero Ejemplos de ambigüedad
    1. Ejemplo 1
    2. Ejemplo 2
    3. Ejemplo 3
  4. IV. El valor y los riesgos de la ambigüedad
  5. V. Ejemplos de ambigüedad en la literatura
    1. Ejemplo 1
    2. Ejemplo 2
    3. Ejemplo 3
  6. VI. Ejemplos de ambigüedad en la cultura popular
    1. Ejemplo 1
    2. Ejemplo 2
  7. VIII. Términos relacionados
    1. Doble sentido / Juego de palabras
    2. Equívoco

La ambigüedad (pronunciada 'am-bih-GYOO-ih-tee') es una idea o situación que se puede entender de más de una forma. Esto se extiende desde oraciones ambiguas (que pueden significar una cosa u otra) hasta argumentos y argumentos ambiguos. A menudo se ve de forma negativa, ya que valoramos la claridad en la escritura y la ambigüedad es lo opuesto a la claridad; sin embargo, a veces la ambigüedad puede ser algo bueno, especialmente en la poesía y la narración.

La ambigüedad es similar a la "vaguedad", excepto que la ambigüedad se refiere a algo que tiene múltiples significados posibles, mientras que la vaguedad se refiere a una falta general de claridad; algo vago puede no tener significados claros, mientras que algo ambiguo puede tener varios significados claros posibles.

II. Tipos de ambigüedad

Hay muchos tipos de ambigüedad, pero estos son algunos de los más importantes:

a. Ambigüedad semántica, también conocida como polisemia

Cuando una palabra tiene múltiples significados, esto se llama “polisemia”. Casi todas las palabras en inglés son polisémicas, lo que significa que muchas oraciones tienen ambigüedad semántica. Por lo general, podemos resolver la ambigüedad usando el contexto, pero a veces esto no funciona. La palabra 'jugar' es un gran ejemplo de polisemia. Puedes hacer un papel, tocar una guitarra, jugar un juego o hacer el tonto (entre otros significados). En la mayoría de los contextos, no tendría ninguna duda sobre de cuál está hablando. Pero si estuvieras pasando el rato con una guitarra y un reproductor de mp3 y alguien te pidiera que 'tocaras' algo de música, ¡sería ambiguo!

b. Ambigüedad sintáctica

Este tipo de ambigüedad surge de la estructura de la oración más que de las palabras. Por ejemplo, “El asesino mató al estudiante con un libro”. Sabemos lo que significan todas estas palabras individualmente, pero en conjunto son ambiguas; ¿Se usó el libro como arma homicida? ¿O la víctima llevaba un libro durante el ataque? Como veremos en ejemplos posteriores, este tipo de ambigüedad puede deberse fácilmente a una mala gramática.

C. Ambigüedad narrativa

Aquí es cuando una trama puede significar varias cosas; el narrador no te deja saber explícitamente. Por ejemplo, una relación entre dos personajes podría ser ambigua si no está claro si se gustan o no.

tercero Ejemplos de ambigüedad

Ejemplo 1

Salí al bosque y encontré un murciélago.

¿Era una pequeña criatura alada peluda? ¿O un bate de béisbol? Debido a que la palabra “murciélago” es polisémica, nos brinda un ejemplo muy simple de ambigüedad semántica.

Ejemplo 2

El fin . . . ?

Hay un final ambiguo en la película clásica The Blob (1958). Cuando termina la película, la ciudad se ha defendido con éxito contra la monstruosa mancha que todo lo consume; pero el signo de interrogación al final deja abierta la posibilidad de que el monstruo no esté muerto y pueda volver a la vida. ¡Por supuesto, muchas películas de terror terminan de esta manera!

Ejemplo 3

“La palabra bueno tiene muchos significados. Por ejemplo, si un hombre fuera a dispararle a su abuela a una distancia de quinientas yardas, debería llamarlo un buen tirador, pero no necesariamente un buen hombre”. (GK Chesterton)

Esta cita explora la polisemia de la palabra “bueno”. Si simplemente dices, “Wow, él es realmente bueno” sin ningún contexto, un lector no podría saber a qué sentido de “bueno” te refieres; sería ambiguo.

IV. El valor y los riesgos de la ambigüedad

Los riesgos de ambigüedad son bastante obvios; ¡el lector puede malinterpretarte! Y algunos lectores encuentran frustrante cuando no pueden entender exactamente lo que quieres decir. Así que no debería ser difícil entender por qué la ambigüedad puede ser algo malo.

Pero, ¿por qué la ambigüedad a veces es valiosa? Bueno, por un lado, la ambigüedad nos da más que discutir o pensar. Si todo en una película es completamente sencillo, ¡no hay mucho de qué hablar después! Además, la ambigüedad es simplemente más realista. El mundo real no es simple, por lo que tiene sentido si nuestras historias dejan un poco de espacio para la interpretación.

En un nivel más sofisticado, la ambigüedad puede hacer que una historia o poema “funcione en múltiples niveles”. Eso significa que transmite más de un significado al mismo tiempo, a propósito. Puede ser una historia de amor y una declaración política al mismo tiempo, por ejemplo. Veremos esto con más detalle en la sección 7.

V. Ejemplos de ambigüedad en la literatura

Ejemplo 1

Robert Frost escribió un poema llamado Mending Wall, que es un título ambiguo (ambigüedad sintáctica). Por un lado, podría referirse a alguien que repara una pared. Pero también podría ser un muro que repara. El poema en realidad funciona en ambos niveles, ya que se trata de dos vecinos que se juntan para reparar la cerca entre sus propiedades. Pero en el curso de la reconstrucción de la valla, también reparan su propia amistad, por lo que, en cierto sentido, el muro los está reparando tal como ellos reparan el muro.

Ejemplo 2

To Serve Man es un cuento de Damon Knight. En la historia, un extraterrestre llega a la Tierra con una nave espacial llena de fantástica tecnología alienígena. Parece haber venido con el único propósito de ayudar a nuestra especie a prosperar, como lo indica el título de un libro alienígena que lleva, con el título Para servir al hombre. Sin embargo, un científico escéptico investiga el libro con más cuidado y finalmente hace un descubrimiento terrible: ¡es un libro de cocina! La palabra "servir" es semánticamente ambigua aquí, porque podría significar "ayudar" o "asistir" o "cocinar y servir para la cena".

Ejemplo 3

To Serve Man se basa en una ambigüedad semántica. ¡Pero también tiene una ambigüedad narrativa! La historia en realidad termina justo cuando el científico descubre el terrible secreto del extraterrestre. Así que nos quedamos completamente a oscuras sobre lo que sucederá a continuación. ¿El alienígena cocinó con éxito a la humanidad? ¿Se organizó algún tipo de resistencia? El autor no responde a estas preguntas, simplemente deja el final ambiguo.

Ejemplo 1

“¿Cómo se hace una tortuga rápido? Llévate su plato de comida.

Este chiste popular es un claro ejemplo de juego de palabras con la palabra polisémica rápido. En un nivel, rápido podría significar "rápido"; en el otro nivel, podría significar “abstenerse de comer”. El chiste adquiere su humor sorprendiendo al oyente con el inesperado, menos predecible, de los dos significados.

Ejemplo 2

“Los mineros se niegan a trabajar después de la muerte”. (Título de periódico)

Este fue un titular de periódico real, refiriéndose a una controversia de seguridad en una mina. Es sintácticamente ambiguo, porque cada palabra individual es bastante clara, pero en conjunto no lo son en absoluto. El autor ciertamente quiso decir que los mineros se negaban a trabajar después de una muerte en la mina. Pero la oración podría significar que se negaron a trabajar después de su propia muerte, lo que por supuesto no tendría sentido. Los titulares de los periódicos son famosos por este tipo de ambigüedad porque normalmente omiten la puntuación y los detalles que podrían evitar la ambigüedad. Puede encontrar una lista de titulares divertidos sintácticamente ambiguos aquí.

VIII. Términos relacionados

Doble sentido / Juego de palabras

Un doble sentido es un uso deliberado de la ambigüedad semántica. Al incluir una palabra o frase polisémica, el hablante le da a la oración dos posibles significados. Cuando esto se hace por humor, se llama juego de palabras. Los dobles sentidos pueden servir para muchos propósitos, pero el término se usa con mayor frecuencia para referirse a ambigüedades coquetas o “sugerentes”.

Equívoco

También conocido como "doble lenguaje", el equívoco es cuando alguien (generalmente un político o un abogado) habla de manera ambigua a propósito para ocultar algo, confundir a las personas o simplemente evitar comprometerse con algo. Por ejemplo, en 1919, el Emir Faisal I de Irak firmó un acuerdo con los Aliados en el que se le otorgaba el control de “Las Tierras Árabes” después de la Primera Guerra Mundial. Pero después de la guerra, resultó que esta frase nunca se había definido; quedó ambiguo. Entonces, a Faisal se le dio un territorio mucho más pequeño de lo que esperaba.

Leo Riera Tercero

Leo Riera Tercero

Muchos lo consideran uno de los mejores historiadores de su grupo, y desde sus primeras publicaciones, ha destacado por ser notable, y esto le ha ampliado su influencia en el estudio de la historia.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Leo Riera Tercero +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal +info...
Derechos Acceder, rectificar y cancelar los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

Subir