Anáfora

I. ¿Qué es Anáfora?

Anáfora (pronunciado uh–naf-er-uh) es cuando una determinada palabra o frase se repite al comienzo de cláusulas u oraciones que se suceden entre sí. Esta repetición enfatiza la frase mientras agrega ritmo al pasaje, haciéndolo más memorable y agradable de leer.

II. Ejemplos de Anáfora

Ejemplo 1

Por ejemplo, imagina que estás frustrado y cansado con tu amigo, que comete los mismos errores una y otra vez.

Estoy enfermo y cansado de que me defraudes. Estoy enfermo y cansado de que me hagas enojar. ¡Y estoy harta y cansada de que hagas cosas tan tontas!

A través de la repetición de «Estoy enfermo y cansado», la frase se ha vuelto más cargada de emociones que antes.

Ejemplo 2

Para otro ejemplo de anáfora, considera enfatizar que tu frustración es causada por la frecuencia con la que tu amigo te hace sentir de esta manera:

Todos los días me defraudas. Todos los días me haces enojar. ¡Todos los días haces cosas tan tontas!

Aquí, la repetición de «todos los días» sirve para enfatizar la frecuencia con la que tu amigo te frustra.

tercero La importancia de usar anáfora

Como se muestra en los ejemplos anteriores, la anáfora es importante tanto en el habla cotidiana como en la retórica más seria. Anaphora sirve para enfatizar ciertas ideas, que pueden despertar emociones asociadas y atraer a la audiencia para inspirar, convencer o desafiar. Al agregar ritmo a un pasaje, la anáfora también permite una lectura placentera que es más fácil de recordar.

IV. Ejemplos de anáfora en la literatura

La anáfora es una característica destacada de la literatura, desde la prosa y la poesía hasta las obras de teatro y los discursos.

Ejemplo 1

Uno de los ejemplos más comunes de anáfora, y un claro signo de su capacidad para enfatizar y permanecer en nuestra memoria, son las primeras líneas de Historia de dos ciudades de Charles Dickens:

Fue el mejor de los tiempos, fue el peor de los tiempos, fue la era de la sabiduría, fue la era de la necedad, fue la época de la creencia, fue la época de la incredulidad, fue la estación de la Luz, Era la estación de la Oscuridad, era la primavera de la esperanza, era el invierno de la desesperación.

La repetición de “era” enfatiza la era como una de naturaleza universal, incluyendo todos los aspectos positivos y negativos de una era.

Ejemplo 2

Un segundo ejemplo de anáfora en la literatura se puede encontrar en “Bluebird” del popular poeta clandestino Charles Bukowski en el que se repite “hay un pájaro azul en mi corazón que quiere salir”:

hay un pájaro azul en mi corazón que

quiere salir

pero soy demasiado duro para él

Más adelante en el poema, se repite nuevamente, y el hablante ignora al pájaro azul. Aún más tarde, vuelve a ignorarlo tras la frase repetida. La última vez que aparece la anáfora, el hablante admite cuidar al pájaro azul, pero en secreto:

hay un pájaro azul en mi corazón que

quiere salir

pero soy demasiado inteligente, solo lo dejo salir

por la noche a veces

cuando todos están dormidos.

Digo, sé que estás ahí,

así que no estés triste.

La repetición de “hay un pájaro azul en mi corazón que quiere salir” sirve para enfatizar cuán constantemente el hablante es consciente de esta presencia y cuán a menudo la rechaza, negándose a que el mundo la vea. El pájaro azul sirve para simbolizar una parte más suave y hermosa de un hombre brusco que sabe que está ahí pero se niega a mostrárselo al mundo, temeroso de ser juzgado o rechazado.

Te puede interesar:  Alivio comico

V. Ejemplos de anáfora en la cultura pop

La anáfora es un elemento común del cine, la televisión, la publicidad y la música. Una de las áreas más destacadas para el uso de la anáfora es el canto.

Ejemplo 1

Para otro ejemplo, lea el gancho de «Am I Wrong» de Nico y Vinz:

Entonces, ¿me equivoco al pensar que podríamos ser algo de verdad?

Ahora, ¿me equivoco por tratar de alcanzar las cosas que no puedo ver?

Nico y Vinz – ¿Me equivoco? – ¡EN VIVO y bailando con el público!

La repetición de “me equivoco” sirve para notar que el cantante ha tenido oposición y también agrega un fuerte ritmo a la canción, ya que la frase se repite a lo largo. Más tarde, se utiliza una repetición similar para que el artista afirme que está satisfecho con su forma de ser, independientemente de lo que crean los demás.

En última instancia, la canción utiliza la anáfora para dar un sentido del ritmo y la alegría que sirve para volver a enfatizar el significado de la letra: no hay nada de malo en soñar.

Ejemplo 2

El famoso discurso de Charlie Chaplin de El gran dictador está lleno de anáforas, lo que le da a las palabras la misma carga emocional y el mismo ritmo poderoso con el que habla Chaplin. Aquí hay algunos ejemplos del discurso:

Nosotros todo desear para ayudarse unos a otros. Los seres humanos son así. Nosotros desear vivir de la felicidad de los demás, no de la miseria de los demás. Nosotros no desear odiarse y despreciarse unos a otros.

Con la repetición de “Queremos”, Chaplin unifica las metas y necesidades de todos los seres humanos.

Él continúa:

Nuestro el conocimiento nos ha vuelto cínicos. Nuestro astucia, dura y cruel. Pensamos demasiado y sentimos demasiado poco. Más que maquinaria necesitamos humanidad. Más que astucia necesitamos bondad y mansedumbre.

Aquí, Chaplin usa la repetición de «nuestro» para resaltar que nosotros, como humanos, tenemos una responsabilidad compartida. Con la repetición de «más que», enfatiza que la humanidad, la amabilidad y la gentileza son mucho más importantes que la maquinaria y la inteligencia.

La inspiración en su discurso crece a través del uso de anáforas:

tu, la gente tener el poder el poder para crear máquinas. El poder para crear felicidad! Ustedes, el pueblo, tienen el poder para hacer de esta vida libre y hermosa, para hacer de esta vida una maravillosa aventura.

Al repetir “Ustedes, el pueblo, tienen el poder” y “el poder”, Chaplin enfatiza que todos y cada uno de los seres humanos tienen el poder de crear un mundo mejor. Su grito de guerra llega a todos los oyentes con anáforas que crean repetición, un ritmo poderoso y énfasis en lo más importante del discurso.

Charlie Chaplin – Discurso final de El gran dictador

VI. Términos relacionados

epistrofe

Al igual que la anáfora, la epístrofe implica la repetición de una determinada frase u oración. Sin embargo, a diferencia de la anáfora, la epístrofe implica la repetición de una frase al final de oraciones sucesivas en lugar de al principio. Tanto la anáfora como la epístrofe sirven para llamar la atención sobre la frase repetida.

Aquí hay algunos ejemplos de anáfora versus epístrofe:

Imagina que un acosador está siendo malo con tus amigos. Quieres enfrentarte a él.

Oración normal:

¡Sé amable con mis amigos! ¡Déjalos en paz! ¡Y vete!

Para enfatizar que estás amenazando al acosador, repite «Más te vale» al comienzo de la oración:

Oración con anáfora:

¡Será mejor que seas amable con mis amigos! ¡Será mejor que los dejes en paz! ¡Y será mejor que te vayas!

Para enfatizar en cambio a quién se debe defender, repita «mis amigos» al final de cada frase:

Oración con epistrofe:

¡Sé amable con mis amigos! ¡Déjalos en paz, son mis amigos! ¡Y aléjate de mis amigos!


Explora los distintos contenidos de nuestro sitio

Leo Riera Tercero
Leo Riera Tercero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
ResponsableLeo Riera Tercero +info...
FinalidadGestionar y moderar tus comentarios. +info...
LegitimaciónConsentimiento del interesado. +info...
DestinatariosNo se cederán datos a terceros, salvo obligación legal +info...
DerechosAcceder, rectificar y cancelar los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicionalPuedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.