Cuándo y cómo crear un Némesis

Cómo crear un Némesis

  1. Crear un par emparejado. Se necesitan dos para formar una relación de «némesis». Al igual que un matrimonio de enemigos, es una asociación mutua en la que ambos miembros participan. La relación de némesis funcionará mejor cuando crees ambos personajes juntos, permitiéndoles influir en los atributos del otro en lugar de simplemente crear uno y luego pasar al otro.
  2. Equilibrar los dos personajes.. ¿Cuáles son los atributos clave de cada personaje? ¿Cómo son sus personalidades? ¿Cuáles son sus objetivos? Los dos caracteres deben ser complementarios en estos aspectos, es decir, deben encajar entre sí como las mitades de un símbolo yin-yang. Cualesquiera que sean los aspectos clave de un personaje, el otro personaje debe tener los mismos atributos o exactamente lo contrario.
  3. Inventa una historia de fondo. ¿Cómo llegaron estos enemigos a donde están ahora? ¿Cuál fue su primer encuentro? A menudo es mejor si los dos personajes se convierten en enemigos a lo largo de la historia. Pueden comenzar como amigos, pero dividirse por algún tema personal, moral o político importante; al final de la historia, son enemigos en lugar de amigos. En cualquier caso, los paralelismos y las diferencias entre los dos personajes deben ser destacados por la historia de cómo llegaron a ser enemigos.

Cuándo usar un Némesis

La némesis es solo una característica de la escritura creativa y no juega ningún papel en los ensayos. Sin embargo, el concepto aún puede ser útil cuando estás escribiendo no ficción creativa. Eso se debe a que la no ficción creativa aún debe tener una buena estructura de la historia y personajes convincentes. A pesar de que las personas y los eventos son todos reales, debe presentarlos de una manera que sea agradable de leer. Eso significa recurrir a técnicas literarias como la némesis.

Te puede interesar:  Cuándo y cómo escribir drama

Al escribir no ficción creativa, puede optar por centrarse en enemigos históricos en el mundo real: por ejemplo, Churchill y Hitler (o Churchill y Gandhi); Catón y Julio César; o Sheryl Leach y Caroll Spinney (los creadores de Barney y Barrio Sésamo respectivamente). Si hace esto, puede usar algunas de las técnicas anteriores para dar forma a la forma en que presenta a los personajes. Siempre ayudará enfatizar la forma en que se combinan o equilibran: ciertos atributos se comparten entre ellos, mientras que en otros aspectos son exactamente opuestos entre sí.


Explora los distintos contenidos de nuestro sitio

Leo Riera Tercero
Leo Riera Tercero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
ResponsableLeo Riera Tercero +info...
FinalidadGestionar y moderar tus comentarios. +info...
LegitimaciónConsentimiento del interesado. +info...
DestinatariosNo se cederán datos a terceros, salvo obligación legal +info...
DerechosAcceder, rectificar y cancelar los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicionalPuedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.