Cuándo y cómo escribir un aforismo

Cómo escribir un aforismo

Para escribir un buen aforismo, hay que tener dos cosas:

  • Sabiduría considerable
  • Buen sentido de las metáforas.

Para ser un verdadero aforismo en lugar de una perogrullada o un cliché, un aforismo debe contener una idea nueva que invite a la reflexión, ¡y esas son difíciles de encontrar por tu cuenta! Además, los aforismos tienen que hacer un punto complicado en un espacio de tiempo muy corto, por lo que una buena metáfora es invaluable al escribir aforismos.

Escribir buenos aforismos puede ser la tarea más difícil para cualquier escritor, ¡probablemente por eso tan pocos escritores lo hacen en estos días! Pero la mejor manera de practicar la escritura de aforismos es comenzar reescribiendo aforismos que ya existen. Tome el concepto subyacente de un aforismo común y trate de encontrar una nueva metáfora para él. Trate de capturar la sabiduría básica detrás del aforismo y vístela con nuevas imágenes. Los aforismos son extremadamente difíciles de escribir, ¡así que no te preocupes si tus aforismos parecen poco interesantes al principio!

Por ejemplo:

Viejo aforismo: Así es como se desmorona la galleta.

Nuevo Aforismo: Así es como fluye el agua.

Viejo aforismo: Nunca juzgues un libro por su portada.

Nuevo Aforismo: No juzgues la comida hasta que la pruebes.

Cuándo usar aforismos

Es mejor evitar los aforismos en todas las formas de escritura formal. Las únicas personas que realmente se salen con la suya escribiendo aforismos son los grandes filósofos como Marco Aurelio, Confucio o Nietzsche. Los aforismos casi no dan espacio para explicar su significado, por lo que un ensayo formal que contenga demasiados aforismos podría ser poco claro o vago. Peor aún, podría parecer arrogante, como si estuvieras imitando el estilo de escritura de Marco Aurelio porque crees que estás a su nivel como pensador. (¡Lo cual ningún escritor puede reclamar a menos que la gente siga leyendo su trabajo dentro de 1.800 años!)

Te puede interesar:  Dispositivo literario

Un buen aforismo puede funcionar bien en la escritura creativa si desea mostrar cuán sabio y conciso es un personaje determinado. Yoda y Gandalf a menudo hablan con aforismos, y eso es parte de lo que los hace tan convincentes como personajes. Sin embargo, es una técnica arriesgada: si haces que tu personaje hable con aforismos, siempre existe la posibilidad de que el lector vea estas líneas como perogrulladas, en cuyo caso el personaje simplemente parecerá pretencioso y superficial.


Explora los distintos contenidos de nuestro sitio

Leo Riera Tercero
Leo Riera Tercero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
ResponsableLeo Riera Tercero +info...
FinalidadGestionar y moderar tus comentarios. +info...
LegitimaciónConsentimiento del interesado. +info...
DestinatariosNo se cederán datos a terceros, salvo obligación legal +info...
DerechosAcceder, rectificar y cancelar los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicionalPuedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.