Cuándo y cómo escribir una fábula

Cómo escribir una fábula

Generalmente, las fábulas son historias cortas, incluso pueden ser solo unas pocas oraciones. Para usar el género de fábula, un autor:

  1. Desarrolla una situación simple pero familiar.
  2. Incluye algún tipo de conflicto que podría ocurrir en la vida cotidiana.
  3. Sigue con una lección relevante para ser aprendida.

Recuerda que los dos elementos clave de una fábula son:

  • Una moraleja, generalmente revelada directamente al final de la historia.
  • Algunos (o todos) los personajes humanos son reemplazados por animales, plantas, elementos de la naturaleza (como el clima) u otros objetos normalmente inanimados antropomorfizados. Esta característica clave convierte una lección cotidiana en una historia que abarca una lección, lo que hace que una fábula sea una forma memorable, interesante y duradera de entregar y compartir información.

La parte más importante de cada fábula es la lección que se debe aprender: una historia que incluye animales que hablan pero que no tiene ninguna lección no es una fábula.

Cuándo usar una fábula

Como ya sabes, las fábulas se utilizan para enseñar lecciones. En verdad, el paso de las fábulas a través de las culturas, las lenguas y la historia se ha logrado principalmente a través de la narración oral. Incluso hoy en día, las fábulas se comparten como cuentos para dormir o se usan como anécdotas verbales. Las fábulas se escriben o se vuelven a contar cuando un autor o una persona quiere dar una lección/moraleja de una manera única y creativa que es más atractiva para una audiencia que la retórica común. Como son historias ficticias, tienen más éxito cuando se usan de forma independiente, como sus propias historias independientes; o cuando se incorpora a otras formas de ficción, como se describe en los ejemplos a continuación. Además, las fábulas son un género muy popular en cuentos infantiles, programas de televisión y películas. Los personajes únicos e inusuales que se encuentran en las fábulas las convierten en una forma especialmente apropiada y atractiva para la literatura infantil.

Te puede interesar:  Cuándo y cómo escribir una metonimia

Explora los distintos contenidos de nuestro sitio

Leo Riera Tercero
Leo Riera Tercero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
ResponsableLeo Riera Tercero +info...
FinalidadGestionar y moderar tus comentarios. +info...
LegitimaciónConsentimiento del interesado. +info...
DestinatariosNo se cederán datos a terceros, salvo obligación legal +info...
DerechosAcceder, rectificar y cancelar los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicionalPuedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.