Cuándo y cómo usar la connotación

Cómo usar la connotación

Las connotaciones están básicamente presentes en cada oración que escuchamos, escribimos y decimos. Por lo tanto, las palabras se eligen esencialmente en función de su connotación. Al escribir o hablar, la connotación de una palabra debe ayudar a establecer el tono como positivo o negativo, y debe seleccionarse teniendo en cuenta sus implicaciones. Lo más importante a la hora de elegir palabras es intención, y deben seleccionarse en función de la respuesta a la pregunta “¿qué sentimiento quieres transmitir a través de tus palabras?”. Por ejemplo, la palabra «delgado» se puede expresar de diferentes maneras: imagina a un amigo diciendo: «¡GUAU, eres tan delgado, te ves increíble!» versus «Dios mío, eres tan flaco, ¿alguna vez comes?» El primer uso de «slender» tiene un connotación positivalo que implica que te ves muy bien, pero la segunda palabra «flaco» tiene un connotación negativalo que implica que te ves enfermizo.

Cuándo usar Connotación

La elección adecuada de palabras es esencial cuando se trata de hablar y escribir. Ciertas situaciones pueden requerir palabras con una connotación positiva, por ejemplo, cuando un gerente está elogiando a un empleado; mientras que a otros les puede servir mejor con palabras que tengan una connotación negativa, es decir, cuando un gerente reprende a un empleado. La connotación establece el tono, y usar una palabra u otra puede alterar seriamente el significado o el tono de una oración. Lee las siguientes dos oraciones:

“La mujer cerró la puerta detrás de ella, arrojó su bolso al suelo y se dejó caer en una silla de la cocina, donde se sirvió una copa de vino que tanto necesitaba”.

Te puede interesar:  Ciencia ficción

***

“La mujer cerró la puerta detrás de ella, colgó su bolso y se sentó en una silla de la cocina, donde se sirvió una merecida copa de vino”.

La primera oración usa palabras con connotaciones negativas: golpeado, arrojado, desplomado, muy necesario; dando la sensación de que la mujer tuvo un día difícil. El segundo usa positivo y neutral—cerrado, colgado, encaramado, muy merecido—dando la sensación de que la mujer tuvo un día largo pero exitoso. Como puede verse, la elección de palabras en función de su connotación puede dar lugar a dos tonos muy diferentes. Las palabras que elija para describir la belleza de un paraíso deben tener una connotación de imágenes positivas (al igual que la palabra “belleza aquí), pero aquellas que describan la penumbra de un barrio marginal deben tener una connotación de imágenes negativas (al igual que la palabra “penumbra”).


Explora los distintos contenidos de nuestro sitio

Leo Riera Tercero
Leo Riera Tercero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
ResponsableLeo Riera Tercero +info...
FinalidadGestionar y moderar tus comentarios. +info...
LegitimaciónConsentimiento del interesado. +info...
DestinatariosNo se cederán datos a terceros, salvo obligación legal +info...
DerechosAcceder, rectificar y cancelar los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicionalPuedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.