Doble sentido

I. ¿Qué es un Doble Sentido?

A doble sentido es muy parecido a lo que parece: un doble significado o interpretación de una palabra, frase o figura retórica. Por lo general, el primer significado es sencillo, pero se puede interpretar de una segunda manera, que el Diccionario de Oxford llama «poco delicado», lo que significa que generalmente es al menos un poco inapropiado o atrevido. A menudo, los dobles sentidos se utilizan para enmascarar o transmitir sutilmente un humor picante.

El uso de un doble sentido requiere una retórica ingeniosa y hábilmente diseñada: su éxito depende de la planificación adecuada y la entrega del lenguaje correcto en el momento justo. De hecho, muchos dobles sentidos pueden ser muy sutiles, de modo que solo ciertos personajes y ciertos miembros de la audiencia entienden su doble significado y «entienden el chiste». Muchas veces ese humor está en la sutileza misma.

II. Ejemplo de doble sentido

Imagina esta escena en una comedia:

En un mercado local de agricultores, una mujer trabaja en un puesto de frutas. Un hombre se acerca…

Hombre: “Vaya, esos son unos melones enormes que tienes ahí. ¿Los cultivaste tú mismo? ¿Puedo ver uno?

Mujer: «¿DISCULPE?»

El hombre señala un montón de sandías detrás de ella.

Hombre: “Las sandías, ¿puedo ver una?”

Mujer: «Oh si por supuesto. Aquí tienes.»

Lo que sucedió en esta escena es un escenario común en la comedia. El hombre quiso decir una cosa, pero el lenguaje que usó formó un doble sentido, ¡y la mujer pensó que estaba diciendo algo inapropiado!

tercero Dispositivos utilizados en Double Entenders

No hay tipos específicos de doble sentido y no siguen una forma particular: son muy versátiles y pueden presentarse en todo tipo de formas y escenarios. Más bien, usamos estos otros recursos retóricos para crearlos.

Insinuación

Un insinuación es el uso de una palabra o frase para insinuar o dar a entender algo negativo o inapropiado sobre una persona o cosa, sin decirlo directamente. Por lo general, la persona que usa una insinuación está sugiriendo algo despectivo, insultante u ofensivo, pero hágalo sutilmente con un lenguaje inofensivo. Probablemente hayas escuchado el término «insinuación sexual», que es una palabra o frase que sugiere algo sexual sin usar lenguaje sexual. Una gran cantidad de programas de televisión se basan en insinuaciones para hacer bromas inapropiadas sin tener una clasificación R para el lenguaje. Por ejemplo, el conocido chiste “eso dijo ella” (ver Ejemplos en la cultura popular) o la antigua línea «¿quieres papas fritas con ese batido?»

Retruécano

A retruécano es un tipo de juego de palabras que usa palabras que suenan similares o palabras con más de un significado de manera humorística. Por ejemplo, puede ver «darle una oportunidad a los guisantes» en la ropa de bebé: el doble significado es tratar de comer guisantes aunque parezcan asquerosos y darle una oportunidad a la paz. Los juegos de palabras son muy populares: nos encantan en inglés. Incluso muchos chistes simples se basan en ellos, como estos:

P: ¿Qué le dijo el carnero a su novia?

R: Me encanta la oveja. (oveja es una oveja hembra, pero suena como «tú»)

P: ¿A qué hora fue el hombre al dentista?

R: Me duelen los dientes. (el dolor de muelas suena como 2:30)

Eufemismo

A eufemismo es una palabra o expresión secundaria que se usa para reemplazar algo que puede ser demasiado directo, vergonzoso, duro o inapropiado. Es probable que utilice eufemismos en su lenguaje cotidiano. Por ejemplo, las personas a menudo dicen que alguien «falleció» en lugar de «murió», que suena más duro, o usan «los pájaros y las abejas» para enseñar a los niños sobre el sexo. Pero también es una excelente manera de ser divertido, como un niño que dice que tiene que decir «número 1» o «número 2» en lugar de decir «pipí» y «caca», que en sí mismos son eufemismos para las palabras «orinar» y «defecar.»

IV. Importancia del doble sentido

El doble sentido es un dispositivo retórico importante que realmente aprovecha la diversidad del lenguaje. Su fuerza realmente radica en su valor cómico: es un dispositivo atemporal para hacer reír al público mediante el uso inteligente de las palabras. Permite a los escritores llegar a audiencias de todas las edades porque emplea un lenguaje sutil que algunos entenderán en otro nivel. Ha sido un dispositivo literario ampliamente utilizado por autores y dramaturgos durante miles de años, con ejemplos que se remontan a la Odisea de Homero. De hecho, los escritores solían usar el doble sentido para compartir bromas y material inapropiado con el público, porque a menudo se prohibía el uso de temas sexuales o sensibles en la literatura y en el escenario.

Te puede interesar:  Cuándo y cómo usar las inferencias

V. Ejemplos de Doble sentido En la cultura popular

Ejemplo 1

Probablemente hayas escuchado el chiste de una sola línea «eso es lo que ella dijo» muchas veces. Es un elemento básico en la serie de televisión de falso documental The Office, donde el jefe Michael Scott no puede resistirse a decirlo cada vez que algo podría ser un poco atrevido.

Eso es lo que ella dijo: Parte 1 // The Office US

Esta broma es un gran ejemplo de doble sentido: por sí solas, las palabras que se dijeron antes tienen un significado común, pero una vez que agregas «eso es lo que ella dijo», convierte esas palabras comunes en una broma sucia.

Ejemplo 2

Muchas películas familiares usan dobles sentidos porque son lo suficientemente sutiles como para que los espectadores más jóvenes no las entiendan, mientras entretienen a los adultos que también pueden estar viendo. En la película El gato en el sombrero, el gato usa equipo de jardinería para hacer una broma:

Gato: Muy bien, Nevins. Tiempo De morir.

– (Gimiendo) Niño: ¡Gato, lo asustaste!

Gato: Azada sucia. Lo siento bebe. Te amo. Mmm.

Esta situación es el ejemplo ideal de cómo el lenguaje que usas debe ser ingenioso; por ejemplo, Cat insulta a la azada por asustar a los perros llamándola sucia. Por supuesto, dado que se usa una azada para dar forma a la tierra, en realidad está sucia. Pero, al hablarle al azadón como si fuera una persona, también podría estar usando la frase como jerga para otra cosa.

azada sucia

VI. Ejemplos de doble sentido en la literatura

Ejemplo 1

Como se mencionó, los primeros ejemplos de doble sentido en la literatura se remontan a miles de años. En la Odisea, Homero utiliza el doble sentido para dejar en ridículo al cíclope Polifemo. Le dice a la bestia que su nombre es Outis, que significa «nadie» o «nadie». Después de que Odiseo ataca, grita cosas como «¡Nadie está tratando de matarme!» Aquí está el pasaje:

“’¿Qué te pasa, Polifemo’, le dijeron, ‘que haces tanto ruido, rompiendo la quietud de la noche e impidiendo que podamos dormir? Seguramente ningún hombre se lleva tus ovejas? Seguramente ningún hombre está tratando de matarte por fraude o por la fuerza?’

“Pero Polifemo les gritó desde el interior de la cueva: ‘Ningún hombre me está matando por fraude; ningún hombre me está matando a la fuerza.

“’Entonces,’ dijeron ellos, ‘si ningún hombre te está atacando, debes estar enfermo; cuando Júpiter enferma a la gente, no hay remedio para ello, y es mejor que ores a tu padre Neptuno.’

El ingenioso truco de Odiseo funciona, porque los otros Cíclopes en la isla no vienen a ayudar, creyendo que “ningún hombre” le está haciendo nada al Cíclope. Le dicen que si “ningún hombre” lo está atacando, probablemente esté enfermo y debería orar. Por lo tanto, el uso inteligente de la retórica por parte de Odiseo le permite escapar con vida.

Ejemplo 2

Un ejemplo muy conocido e ingenioso de doble sentido en la literatura (más específicamente, en el escenario) es el Hamlet de Shakespeare. Shakespeare, un maestro del lenguaje, usa dobles sentidos para crear humor e incomodidad entre los personajes. En el Acto III, por ejemplo, Hamlet atormenta a su interés amoroso Ofelia con lenguaje sexualmente sugerente:

ALDEA

Señora, ¿me acuesto en su regazo?

OFELIA

No, mi señor.

ALDEA

Quiero decir, ¿mi cabeza en tu regazo?

OFELIA

Ay, mi señor.

ALDEA

¿Crees que quise decir asuntos del país?

OFELIA

No creo nada, mi señor.

ALDEA

Es una buena idea yacer entre las piernas de las doncellas.

OFELIA

¿Qué es, mi señor?

ALDEA

Nada.

Aquí, lo primero que pregunta Hamlet es si debería acostarse en el regazo de Ofelia, y luego aclara que se refiere a acostar su cabeza en su regazo. Entonces, sabemos que Hamlet estaba bromeando con Ofelia al sugerir si deberían dormir juntos. Es más, durante la época de Shakespeare, la palabra “nada” era en realidad una jerga que se refería a las partes íntimas de una mujer. Entonces, al público durante ese tiempo le resultaría particularmente divertido que Hamlet esté hablando de «nada» como un «pensamiento justo».


Explora los distintos contenidos de nuestro sitio

Leo Riera Tercero
Leo Riera Tercero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
ResponsableLeo Riera Tercero +info...
FinalidadGestionar y moderar tus comentarios. +info...
LegitimaciónConsentimiento del interesado. +info...
DestinatariosNo se cederán datos a terceros, salvo obligación legal +info...
DerechosAcceder, rectificar y cancelar los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicionalPuedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.