Elogio

I. ¿Qué es un Encomio?

Encomium (en-KOH-mee-um) proviene de una palabra latina que significa “celebrar”. Es un discurso, poema u otro texto escrito en alabanza de una persona o cosa específica. Los encomios suelen estar escritos en un lenguaje muy elevado y alaban su objeto en términos muy fuertes.

Hay muchos sinónimos para encomio: panegírico y himno de alegría son especialmente comunes. También hay elogioque es otra palabra para encomio, pero se usa más comúnmente en el contexto de los funerales.

II. Ejemplos de Elogio

Ejemplo 1

El elogio más famoso de la historia es el Encomio de Gorgias a Helena. El poema está dedicado a Helena de Troya, la mujer griega que representó el último ideal de belleza femenina. Se pensó que el poema de Gorgias estaba tan bien escrito que en realidad estuvo a la altura de la belleza de la propia Helen. Aquí puede ser donde obtenemos nuestra palabra hermosa.

Ejemplo 2

La idea de la alabanza juega un papel importante en el culto cristiano e islámico. En ambas religiones, se supone que los practicantes deben alabar a Dios en los términos más elevados posibles, y las oraciones resultantes son su propio tipo de elogio. De hecho, en la Edad Media era bastante común escribir encomias a Dios, Jesús o María.

tercero La importancia del encomio

Un elogio es una forma de dar honor a algo o alguien que lo merece. Si una persona tiene muchas cualidades admirables, puede ser elogiada a través de un elogio (si tiene la suerte de tener un buen escritor/orador que la admire). Del mismo modo, un poeta podría escribir elogios a su ciudad o país natal, o un lugar al que ha viajado recientemente y del que se ha enamorado. Un buen elogio es una excelente manera de expresar emociones profundas de admiración, amor y respeto.

IV. Ejemplos de encomio En literatura

Ejemplo 1

Encomia no tiene que estar dedicado a las personas. También se pueden dedicar a lugares e incluso a conceptos. Los poetas medievales solían escribir encomios a sus ciudades, y algunos de los poemas más populares de este período tienen nombres como “El verso de Verona” o “El verso de Milán”, que son claros ejemplos de encomios.

Ejemplo 2

Desiderius Erasmus escribió un ensayo llamado “Elogio de la locura” que irónicamente elogiaba el comportamiento tonto. En el ensayo, un personaje llamado Folly se elogia a sí misma por sus muchas buenas cualidades, sin darse cuenta de lo tonta que fue. Todo el ensayo es una sátira profundamente irónica, y el objetivo de Erasmo es burlarse de Folly, no elogiarla.

Te puede interesar:  Cuándo y cómo escribir una oda

Ejemplo 3

«El amor es paciente y amable; el amor no tiene envidia ni se jacta; no es arrogante ni grosero. No insiste en su propio camino; no está irritable ni resentido”. (1 Corintios 13:4-5)

1 Corintios 13 a menudo se ha interpretado como el elogio de Pablo al amor. En estos versículos, Pablo alaba el valor del amor y expresa su profunda importancia para la tradición cristiana.

V. Ejemplos de encomio en los Medios y la Cultura Popular

  1. Varios artistas colaboraron para lanzar un álbum llamado Encomium en homenaje a Led Zeppelin. En el álbum, varios artistas grabaron versiones de canciones clásicas de Led Zeppelin. Por supuesto, el álbum fue literalmente más una homenaje que un elogio (ver §6), pero es bastante fácil entender por qué eligieron ese título.
  1. Antes de que un político salga a dar un discurso, alguien más hará una presentación; esto generalmente implica enumerar los logros del político y elogiar sus excelentes cualidades. Las introducciones rara vez duran más de unos pocos minutos, pero en ese corto tiempo el orador usará muchas de las mismas técnicas como un elogio.

VI. Términos relacionados

Hipérbole

La hipérbole es probablemente la técnica más común para el encomio. Significa «exageración» e implica exagerar enormemente tu punto. En un elogio sería algo así como: “mi padre fue más valiente que Aquiles y más sabio que Salomón”. Sin embargo, no tiene que ser positivo; en otros contextos, podría tener una hipérbole negativa.

Homenaje/Homenaje

Estas palabras pueden significar lo mismo que “elogio”. Sin embargo, también pueden significar un tipo de elogio mucho más práctico: no solo decir cosas agradables, sino hacer algo en homenaje. El Taj Mahal, por ejemplo, fue construido por el emperador mogol Shah Jahan como un tributo a su difunta esposa. El edificio no la está elogiando abiertamente; pero es extremadamente hermoso y grandioso, lo que sugiere la profundidad del amor de Shah Jahan. Así que es un tributo pero no un elogio.

Del mismo modo, un homenaje puede ser una imitación de admiración. Si te encantan las películas de James Bond, por ejemplo, podrías crear tu propia película al estilo de James Bond, que se llamaría un «homenaje».

Oda

Muchas encomias son también odas. Una oda es un discurso o poema dirigido directamente a alguien o algo (es decir, usando «usted»). Si la oda ofrece grandes elogios (p. ej., “¡estás tan radiante como los Alpes en primavera!”), entonces también es un elogio.


Explora los distintos contenidos de nuestro sitio

Leo Riera Tercero
Leo Riera Tercero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
ResponsableLeo Riera Tercero +info...
FinalidadGestionar y moderar tus comentarios. +info...
LegitimaciónConsentimiento del interesado. +info...
DestinatariosNo se cederán datos a terceros, salvo obligación legal +info...
DerechosAcceder, rectificar y cancelar los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicionalPuedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.