epistrofe

I. ¿Qué es Epistrofe?

Epistrophe (pronunciado ih-pis-truh-fee) es cuando una determinada frase o palabra se repite al final de oraciones o cláusulas que se suceden. Esta repetición crea un ritmo mientras enfatiza la frase repetida. Epistrophe también se conoce como epífora y antistrophe.

II. Ejemplos de epistrofe

Ejemplo 1

La semana pasada, estaba bien. Ayer, estaba bien. Y hoy, estaba bien.

La repetición de “él estaba bien” sirve para enfatizar que el estado de esta persona no ha cambiado con el tiempo.

Ejemplo 2

Estoy cansado de este trabajo. Estoy por encima de este trabajo. ¡Terminé con este trabajo!

La repetición de “este trabajo” enfatiza que el trabajo es la causa de la frustración del hablante.

Ejemplo 3

El premio al mejor cabello fue para Josh. El premio al más probable de triunfar fue para Josh. ¿Y el premio al más encantador? ¡Fue para Josh!

La frase repetida «fue a Josh» enfatiza la capacidad de Josh para ganar numerosos premios.

tercero La importancia de usar epístrofe

La epistrofe es importante tanto en la conversación cotidiana como en los discursos más formales. La epístrofe es una forma simple pero efectiva de enfatizar una idea determinada y es utilizada a menudo por los oradores por este motivo. Enfatiza ciertas ideas, despertando emociones en los oyentes y lectores más de lo que lo haría una simple oración. Debido a que la epístrofe también agrega ritmo a un pasaje, crea una frase más agradable y memorable.

IV. Ejemplos de epistrofe en discursos

Aquí hay algunos ejemplos de epístrofe de discursos famosos:

Ejemplo 1

Si fuera elegido presidente, tendría la intención de pedir a los hombres más capaces del país que hicieran cualquier sacrificio necesario para traer al Gobierno un ministerio con los mejores talentos disponibles, hombres con una lealtad resuelta al interés nacional, hombres que considerarían los cargos públicos como un fideicomiso público. Porque ningún gobierno es mejor que los hombres que lo componen, y quiero el mejory necesitamos el mejory nos merecemos el mejor.

En el discurso de JFK, el énfasis en “lo mejor” sirve para alinear a Kennedy con la búsqueda de lo mejor y la insistencia en tener lo mejor.

Ejemplo 2

Para un segundo ejemplo, considere las palabras de Barack Obama:

Porque cuando hemos enfrentado probabilidades imposibles, cuando nos han dicho que no estamos listos o que no debemos intentarlo o que no podemos, generaciones de estadounidenses han respondido con un simple credo que resume el espíritu de una gente: Si podemos. Si podemos. Si podemos.

Era un credo escrito en los documentos fundacionales que declaraba el destino de una nación: Si podemos.

Fue susurrado por esclavos y abolicionistas mientras abrían camino hacia la libertad a través de las noches más oscuras: Si podemos.

Fue cantada por inmigrantes cuando partieron desde costas lejanas y pioneros que avanzaron hacia el oeste contra un desierto implacable: Si podemos.

Fue el llamado de trabajadores que se organizaron, de mujeres que alcanzaron la boleta electoral, de un presidente que escogió la luna como nuestra nueva frontera, y de un rey que nos llevó a la cima de la montaña y nos señaló el camino a la tierra prometida: Si podemosa la justicia y la igualdad.

Sí, podemos, a la oportunidad y la prosperidad. Sí, podemos sanar a esta nación. Sí podemos reparar este mundo. Si podemos.

Quizás el practicante más moderno de la epístrofe, el presidente Barack Obama insistió en la positividad y el pensamiento progresista con lo que se convirtió en el lema de su campaña y presidencia.

Te puede interesar:  Cuándo y cómo crear un lema

V. Ejemplos de epistrofe en la cultura pop

La repetición crea ritmo y memorabilidad. Refleja emociones fuertes que van desde la ira hasta la felicidad.

Ejemplo 1

Porque si te gustó entonces deberías haberle puesto un anillo

Si te gustó entonces deberías haberle puesto un anillo

No te enojes una vez que veas que él lo quiere.
Si te gustó entonces deberías haberle puesto un anillo

El mensaje en “Single Ladies” de Beyoncé es claro: si él quería estar con ella, debería haberle pedido matrimonio. La repetición de “debiste haberle puesto un anillo” proporciona énfasis y ritmo.

Ejemplo 2

Lydia Lucy interpreta ‘I’ll Be There’: la semifinal en vivo – The Voice UK 2016

Tú y yo debemos hacer un pacto, debemos traer de vuelta la salvación

Donde hay amor, Voy a estar allí

Extenderé mi mano hacia ti, tendré fe en todo lo que hagas

Sólo di mi nombre y Voy a estar allí

Mariah Carey promete «I’ll be there» en un estribillo suave y amable.

VI. Términos relacionados

Anáfora

Al igual que la epístrofe, la anáfora implica la repetición de una palabra o frase seleccionada para llamar la atención sobre ella. A diferencia de la epístrofe, la anáfora se coloca al comienzo de frases sucesivas. Aquí hay algunos ejemplos de anáfora versus epístrofe:

Primero, imagina que un amigo tiene dificultades con las matemáticas.

Oración normal:

¡Las matemáticas son tan frustrantes, desafiantes y aburridas!

Para enfatizar estas cualidades que pertenecen a las matemáticas, repita «las matemáticas son»:

Oración con anáfora:

¡Las matemáticas son tan frustrantes! ¡Las matemáticas son desafiantes! ¡Y las matemáticas son aburridas!

Para enfatizar la misma idea, repita «matemáticas» como respuesta a las preguntas sucesivas.

Oración con epistrofe:

¿Qué es frustrante? Matemáticas. ¿Qué es desafiante? ¡Matemáticas! ¿Y qué es aburrido? ¡Matemáticas!

La lucha con las matemáticas se enfatiza mediante la repetición tanto en la anáfora como en la epístrofe.

Síntoma

Symploce es el matrimonio de la anáfora y la epístrofe: una palabra o frase se repite al comienzo de frases sucesivas, mientras que una palabra o frase diferente se repite en formas similares al final de cada frase. Aquí hay algunos ejemplos de symploce:

  • Estoy molesto porque estoy agotado. Estoy molesto porque estoy cansado de aguantarlo.
  • Cuando veas que alguien está siendo acosado, defiéndelo. Cuando veas a alguien intimidando, enfréntalo.
  • Si necesita ayuda, comuníquese. Si necesita un oyente, hable. Si necesitas dirección, mira hacia fuera.

VIII. Para concluir

Epistrophe demuestra que la repetición funciona bien para enviar un mensaje fuerte. Ya sea que lo utilicen amigos frustrados o políticos poderosos, la repetición de frases clave al final de oraciones sucesivas brinda a los lectores y oyentes una experiencia convincente y memorable.


Explora los distintos contenidos de nuestro sitio

Leo Riera Tercero
Leo Riera Tercero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
ResponsableLeo Riera Tercero +info...
FinalidadGestionar y moderar tus comentarios. +info...
LegitimaciónConsentimiento del interesado. +info...
DestinatariosNo se cederán datos a terceros, salvo obligación legal +info...
DerechosAcceder, rectificar y cancelar los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicionalPuedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.