Epitafio

I. ¿Qué es un Epitafio?

Un epitafio es una breve declaración sobre una persona fallecida, a menudo grabada en su lápida. Los epitafios pueden ser poéticos, a veces escritos por los propios poetas o autores antes de morir. La frase epitafio proviene de la frase griega epitaphios que significa “oración fúnebre”.

II. Ejemplos de epitafios

Los epitafios pueden hablar de la vida del difunto, de la espiritualidad y la mortalidad, o de algo completamente diferente. Aquí hay algunos ejemplos comunes de epitafios:

Ejemplo 1

Amada madre y esposa

Este epitafio es breve y sencillo, destacando lo que muchas mujeres consideran más importante en sus vidas: la familia.

Ejemplo 2

La muerte es la llave de oro que abre el palacio de la Eternidad.

Este epitafio fue proporcionado por John Milton, el poeta épico de Paradise Lost.

Ejemplo 3

Siempre en nuestros corazones

Este último epitafio lo escriben quienes están de duelo por el difunto.

tercero La importancia de usar epitafios

Los epitafios brindan a quienes han fallecido una inscripción poética o memorable para que quienes visiten al difunto los recuerden. Para aquellos que eligen sus propios epitafios, son una forma de enviar un mensaje final y duradero. Para quienes crean epitafios para los difuntos, son una forma de recordar lo más importante del difunto. Los epitafios son pequeños documentos históricos, a menudo personales. A menudo enfatizan la importancia de aprovechar el día, ya que la proximidad de la mortalidad es una realidad absoluta para todos nosotros.

IV. Ejemplos de epitafios en la literatura

Ejemplo 1

Tuve una pelea de amantes con el mundo.

Este breve pero revelador epitafio se puede encontrar en la tumba de Robert Frost, un extracto de su poema «La lección de hoy».

Ejemplo 2

Así que navegamos, barcos contra la corriente, llevados incesantemente hacia el pasado.

El epitafio de Scott Fitzgerald inmortaliza la línea final de su novela El gran Gatsby.

Ejemplo 3

Dijo el cuervo nunca más.’

El epitafio de Edgar Allan Poe, aunque breve, aún transmite su escalofriante fascinación por la muerte en referencia a su poema “El cuervo”.

V. Ejemplos de epitafios en la cultura pop

La cultura pop también es una rica fuente de epitafios, ya que los epitafios de los famosos son algunos de los más interesantes. Van desde serios y honorables hasta ingeniosos y sorprendentes:

Te puede interesar:  Cuándo y cómo escribir un Hamartia

Ejemplo 1

Si vives la vida bien

la muerte es una broma

en cuanto al miedo se refiere

Según el clásico presentador de programas infantiles Will Rogers, no se debe temer a la muerte.

Ejemplo 2

¡Eso es todo amigos!

La voz de Porky the Pig, Mel Blanc, recordó a su famoso personaje en su epitafio.

Ejemplo 3

Él yace aquí, en alguna parte.

El epitafio de Werner Heisenberg es a la vez inteligente y divertido, y hace referencia a su Principio de Incertidumbre, que afirma que la posición y el momento de una partícula no pueden conocerse simultáneamente.

VI. Términos relacionados

Los epitafios no son las únicas formas de conmemorar a una persona notable. Aquí hay algunos dispositivos similares:

Epíteto

El epíteto suena similar al epitafio, y su definición tiene cierta superposición. Un epíteto es un apodo especial que se usa en lugar del nombre real. Los epítetos a menudo aparecen como epitafios, ya que nuestros apodos son formas fuertes de recordarnos. Aquí hay un ejemplo de epíteto versus epitafio:

Epíteto:

El bardo

Este es un epíteto para el famoso poeta y dramaturgo William Shakespeare. Su epitafio, en cambio, es más complicado:

Epitafio:

Buen amigo, por el amor de Jesús, absténgase,

Para cavar el polvo encerrado aquí.

Bendito sea el hombre que perdona estas piedras,

Y maldito el que mueva mis huesos.

Aunque “El Bardo” podría ser un epitafio, el epitafio real de Shakespeare se enfoca en advertir a los vivos que no muevan su cadáver en lugar de sus logros poéticos.

Elegía

Así como los epítetos se pueden encontrar en forma de epitafios, las elegías también se usan a veces como epitafios. Las elegías son poemas serios, generalmente sobre el tema del duelo por el difunto. Un ejemplo de un poema elegíaco es «In Memoriam AHH» de Lord Alfred Tennyson. Aquí hay un extracto:

Elegía:

Ni, lo que puede contarse a sí mismo como bienaventurado,

El corazón que nunca prometió verdad

Pero se estanca en las malas hierbas de la pereza;

Ni ningún descanso engendrado por la necesidad.

Lo mantengo cierto, pase lo que pase;

Lo siento, cuando más me apena;

Es mejor haber amado y perdido

Que nunca haber amado en absoluto.

Se puede tomar un epitafio común de este extracto:

Epitafio:

Es mejor haber amado y perdido

que nunca haber amado en absoluto.

Aunque los epítetos y las elegías tienen una variedad más amplia de usos, ambos pueden aparecer como epitafios.

VIII. Para concluir

La palabra escrita en todas sus formas sirve para conmemorar lo que es importante para el escritor y, a menudo, esta conmemoración es una forma de combatir la mortalidad. Grabamos lo que podemos antes de irnos, y luego nos vamos. Los epitafios nos permiten recordar a aquellos que han fallecido con sus propias palabras y también con las palabras de los que se quedaron atrás.


Explora los distintos contenidos de nuestro sitio

Leo Riera Tercero
Leo Riera Tercero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
ResponsableLeo Riera Tercero +info...
FinalidadGestionar y moderar tus comentarios. +info...
LegitimaciónConsentimiento del interesado. +info...
DestinatariosNo se cederán datos a terceros, salvo obligación legal +info...
DerechosAcceder, rectificar y cancelar los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicionalPuedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.