Peyorativo

I. ¿Qué es un Peyorativo?

Un peyorativo es un insulto: una palabra con una connotación negativa que expresa desprecio, desdén o incluso odio. No hace falta decir que tales palabras deben evitarse si desea que su escritura sea neutral y equilibrada.

«Peyorativo» se puede usar como sustantivo o adjetivo, pero de cualquier manera se refiere a una sola palabra con una connotación negativa, no a una frase. «Despectivo» es sinónimo de «peyorativo» (solo en forma de adjetivo).

II. Ejemplos de peyorativo

Ejemplo 1

Algunos peyorativos dependen de la percepción: para algunas personas, estas palabras tienen una connotación negativa, pero para otras son neutrales o incluso positivas. Por ejemplo, la palabra “liberal” puede usarse como un insulto entre los conservadores, pero entre los liberales es un cumplido. Para los científicos sociales, por otro lado, la palabra “liberal” es una descripción neutral, ni positiva ni negativa.

Ejemplo 2

También hay palabras que comenzaron como palabras neutras pero se convirtieron en peyorativas (o viceversa). Por lo tanto, los peyorativos dependen de la historia y la cultura, así como de la percepción individual. Por ejemplo, las palabras «imbécil», «idiota», «imbécil» y «tonto» comenzaron como términos médicos que denotaban una enfermedad mental. Con el tiempo, sin embargo, se convirtieron en peyorativos populares que la gente usaba para insultarse unos a otros. Una vez que eso sucedió, la comunidad médica ya no los consideró aceptables y encontraron otras palabras para reemplazarlos. La palabra «retrasado» ahora se encuentra en un área gris entre estos dos estados: se usa ampliamente como peyorativo, pero todavía tiene algo de vigencia dentro de la comunidad médica. Con el tiempo, si las personas continúan usando «retrasado» como insulto, la comunidad médica tendrá que abandonarlo como lo hicieron antes con otras palabras.

Ejemplo 3

Es posible que una palabra se use como peyorativo incluso si su definición en el diccionario no tiene una connotación negativa. Por ejemplo, la palabra «nerd» simplemente significa demasiado estudioso y un poco torpe socialmente, pero algunas personas la usan como un insulto o peyorativo. Sin embargo, «nerd» es solo un peyorativo si crees que ser un nerd es algo malo.

tercero El problema con los peyorativos

El problema obvio con los peyorativos es que son insultantes: los lectores pueden ofenderse cuando encuentran tales palabras, especialmente si son parte del grupo afectado. En general, su escritura no debe ser ofensiva a menos que haya una razón muy convincente para ello, lo que significa que generalmente se deben evitar los peyorativos.

Esto también es cierto (quizás aún más cierto) cuando estás escribiendo algo que critica o socava una idea o un grupo. Por ejemplo, si está escribiendo sobre una controversia política, no debe atacar a sus oponentes llamándolos «antipatrióticos» o cuestionando sus motivos. Esto se debe a que tales ataques lo harán parecer parcial, inmaduro y poco confiable, lo que debilitará significativamente su argumento; la mejor crítica sería aquella que no se basara en insultar al oponente, sino en analizar sus puntos de vista. Un ataque realmente efectivo sería civilizado, imparcial y lógico.

Te puede interesar:  Cuándo y cómo escribir un misterio

IV. Ejemplos de peyorativo En literatura

Ejemplo 1

El uso de peyorativos en la literatura clásica presenta un problema; por ejemplo, la palabra N está por todas partes en Huckleberry Finn, debido al hecho de que Mark Twain estaba tratando de imitar la forma en que hablaba la gente en el sur. El mensaje intencionado del libro es antirracista, pero el uso de tales peyorativos hace que la lectura sea complicada y obliga a los maestros y padres a considerar si es un libro apropiado para enseñar valores antirracistas.

Ejemplo 2

«A bribóna bribón; un comedor de roto carnes; a base, orgulloso, poco profundo, miserablede tres palos, de cien libras, asquerosomedias de estambre bribón… y el arte no es más que la composición de un bribón, mendigo, cobarde, pandae hijo y heredero de un mestizo …” (William Shakespeare, El rey Lear)

Tomado en su conjunto, se trata de una serie notable de invectivas. Muchas de las palabras individuales, por supuesto, tienen connotaciones negativas y, por lo tanto, cuentan como peyorativas dentro del marco más amplio de la invectiva.

V. Ejemplos en la cultura popular

Ejemplo 1

En la cultura política moderna, es común escuchar la palabra retórica utilizada como peyorativa. Por ejemplo, alguien podría afirmar que un político dado es “todo retórica”, lo que significa que sus políticas no tienen sustancia real. Sin embargo, esto es desafortunado, ya que el antiguo arte griego de la retórica es extremadamente importante en el mundo actual. La retórica, el arte de la persuasión y la comunicación clara, debe ser reverenciada en un mundo de constante comunicación y debate, y esto no se puede lograr si la palabra se usa de forma peyorativa.

Ejemplo 2

La cultura popular a veces permite al grupo afectado “reapropiarse” o reclamar un peyorativo para su propio uso. Si bien esto se intenta con frecuencia, hay muy pocos ejemplos en los que claramente ha tenido éxito. Un ejemplo importante es la palabra “Yankee”, que inicialmente fue peyorativa contra los colonos estadounidenses, pero ahora está completamente neutralizada. Originalmente una crítica de los soldados británicos, la canción Yankee Doodle se cambió y ahora es un símbolo del orgullo y patriotismo estadounidense.

VI. Términos relacionados con ejemplos

Epíteto

Epíteto es técnicamente un sinónimo de peyorativo. Sin embargo, por lo general se refiere a un tipo específico de peyorativos, a saber, las palabras que se inventaron específicamente para ser insultos a un grupo específico de personas. Los ejemplos clásicos son epítetos racistas. Sin embargo, también existen epítetos sexistas y homofóbicos, así como epítetos referidos a personas con discapacidad, etc.

Invectiva

La invectiva se refiere a cualquier tipo de lenguaje crítico o insultante. Así, los peyorativos son una especie de invectivas. Sin embargo, la invectiva también puede referirse a frases largas e incluso a párrafos completos, mientras que un peyorativo es una sola palabra.

ad hominem

Los peyorativos a menudo ocurren en argumentos ad hominem. Este es un argumento en el que atacas una idea atacando a la persona o personas que la sostienen. “Eres un idiota y un mentiroso” es un ataque ad hominem con un fuerte tono peyorativo. “Tu argumento es lógicamente inválido” no es un ataque ad hominem, pero aún tiene un tono ligeramente peyorativo (inválido es una palabra negativa, y por lo tanto peyorativa, pero es menos severa que las otras).


Explora los distintos contenidos de nuestro sitio

Leo Riera Tercero
Leo Riera Tercero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
ResponsableLeo Riera Tercero +info...
FinalidadGestionar y moderar tus comentarios. +info...
LegitimaciónConsentimiento del interesado. +info...
DestinatariosNo se cederán datos a terceros, salvo obligación legal +info...
DerechosAcceder, rectificar y cancelar los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicionalPuedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.