Retórica

I. ¿Qué es una Retórica?

La retórica es el antiguo arte de la persuasión. Es una forma de presentar y hacer que sus puntos de vista sean convincentes y atractivos para sus lectores o audiencia. En el mundo clásico, la retórica se consideraba una de las materias escolares más importantes, y ningún caballero se criaba sin una amplia formación formal en la habilidad. Por eso los políticos de, digamos, el siglo XIX eran tan elocuentes y bien hablados en comparación con los políticos modernos.

Hoy en día, la gente a veces usa la palabra «retórica» ​​de forma negativa. Por ejemplo, podrían decir que un político es “todo retórica y nada de sustancia”, lo que significa que el político hace buenos discursos pero no tiene buenas ideas. Este es un punto importante: ¡una persona puede ser buena en retórica sin tener buenas ideas! Para usar un ejemplo extremo, John C. Calhoun era un retórico extremadamente talentoso que usó sus habilidades para argumentar en defensa de la esclavitud.

Aunque la retórica a menudo se relaciona con la realización de discursos, se aplica igualmente a la escritura.

II. Ejemplos de retórica

Ejemplo 1

El mundo poco notará, ni recordará por mucho tiempo lo que decimos aquí, pero nunca podrá olvidar lo que hicieron aquí. Nos corresponde a nosotros, los vivos, más bien, dedicarnos aquí a la obra inacabada que los que lucharon aquí han avanzado tan noblemente hasta ahora. Más bien nos corresponde estar aquí dedicados a la gran tarea que nos queda por delante.

El Discurso de Gettysburg de Abraham Lincoln es ampliamente elogiado como uno de los mejores discursos de la historia. Aunque el discurso tardó menos de dos minutos en pronunciarse, el país se conmovió profundamente. En esos dos minutos, Lincoln resumió todo el dolor y el sufrimiento que había traído la Guerra Civil y anticipó lo bueno que algún día podría resultar de una victoria de la Unión. Aunque Lincoln no estaba tratando de persuadir a su audiencia de nada en particular, estaba presentando una visión general o una comprensión de la guerra, que quería que sus oyentes aceptaran como propia.

Ejemplo 2

Los anuncios son una forma muy sutil de retórica. Cada anuncio que ve es un intento de persuadirlo de que debe tomar una acción determinada, generalmente comprar un producto o apoyar a un candidato político. Sabiendo esto, puede analizar las diversas técnicas que utilizan los anuncios. ¿Están estimulando sus apetitos, como su deseo de comida o compañía? ¿Están usando las emociones? ¿Están presentando argumentos lógicos?

tercero La importancia de la retórica

La retórica importa porque los argumentos importan. Si puede persuadir a las personas para que acepten su punto de vista, puede tener más éxito en todo tipo de temas. ¡Y no es solo una habilidad académica! Piense en el proceso de trabajo: cuando escribe una carta de presentación, su trabajo es convencer al empleador de que usted es la mejor persona para el trabajo. ¿Cómo harás ésto? Mediante el uso de una retórica eficaz en la carta. De manera similar, su éxito en la etapa de la entrevista dependerá en gran medida de la forma en que use la retórica para presentarse.

Te puede interesar:  Fábula

IV. Ejemplos de retórica en literatura y erudición

Ejemplo 1

The New Jim Crow de Michelle Alexander se publicó hace solo unos años (2010), pero ya se ha vuelto muy influyente en el mundo de la política. En el libro, Alexander usa una combinación de argumentos lógicos, contexto histórico e historias humanas emocionales para mostrar el daño causado por el sistema de justicia penal moderno. Su libro ha demostrado ser muy persuasivo tanto para los activistas externos como para los principales políticos, lo que demuestra el poder de su retórica.

Ejemplo 1

Amigos, romanos, compatriotas, prestadme vuestros oídos;

Vengo a enterrar a César, no a elogiarlo.

El mal que hacen los hombres vive después de ellos;

Los buenos a menudo se entierran con sus huesos;

Que así sea con César.

(William Shakespeare, Julio César)

Las obras de Shakespeare, especialmente sus historias, están llenas de alta retórica. El ejemplo más famoso es probablemente la oración fúnebre de Marco Antonio de Julio César. En el discurso, Marco Antonio se enfrenta a una multitud hostil, la mayoría de los cuales celebra la muerte de César. Pero, a través de una cuidadosa retórica, Marco Antonio los convence de que no deberían apresurarse a celebrar y que, después de todo, es posible que César no haya sido un hombre tan malo. El discurso es una síntesis brillante de patetismo y logos, ya que apela tanto a la mente lógica de la audiencia como a su corazón emocional.

V. Ejemplos en los medios y la cultura pop

Ejemplo 1

Ojos claros, corazones llenos… ¡NO SE PUEDE PERDER! (Las luces del viernes por la noche)

Cada película de deportes tiene una escena, generalmente en el clímax dramático, de retórica conmovedora en el vestuario. Conoces la escena: nuestros héroes están perdiendo por veinte puntos en el entretiempo. No es posible que regresen de esto. Pero el entrenador se para frente a ellos y comienza, en silencio, a persuadirlos para que no se rindan. Al final, grita apasionadamente y el equipo está entusiasmado por volver a salir y obtener la victoria. Estos discursos rara vez usan la lógica, pero son muy emotivos; en términos de Aristóteles, se basan casi por completo en el patetismo.

Ejemplo 2

Recientemente, los anuncios de desodorantes Old Spice han comenzado a parodiar las técnicas estándar de la retórica en la publicidad (ver la sección II). Por ejemplo, usan a un hombre atractivo y musculoso como vocero (una “apelación a los apetitos” muy común), pero le dan el tonto título de “El hombre a quien podría oler tu hombre”:

especia vieja | El hombre al que tu hombre podría oler

VI. Términos relacionados

Logos/Ethos/Pato

El filósofo Aristóteles separó la retórica en tres métodos distintos:

  • Logotiposo lógica, que viene de la cabeza
  • Patetismoo emoción, que viene del corazón
  • Carácter distintivoo moralidad, que proviene de una combinación de cabeza y corazón

Aristóteles argumentó que la buena retórica involucraba estos tres métodos. Si pudiera combinar los tres a la perfección y unirlos en un solo argumento unificado, entonces sería un buen retórico en el libro de Aristóteles.


Explora los distintos contenidos de nuestro sitio

Leo Riera Tercero
Leo Riera Tercero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
ResponsableLeo Riera Tercero +info...
FinalidadGestionar y moderar tus comentarios. +info...
LegitimaciónConsentimiento del interesado. +info...
DestinatariosNo se cederán datos a terceros, salvo obligación legal +info...
DerechosAcceder, rectificar y cancelar los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicionalPuedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.