Sátira X

Sátira X

Introducción

Alrededor del año 120 EC, el poeta satírico romano Juvenal escribió «Sátira X», también conocida como «Satura X», una sátira en verso. El poema, al que a veces se hace referencia como «La vanidad de los deseos humanos», está escrito en un lenguaje brillantemente cáustico y aborda la vanidad de los deseos humanos dando ejemplos de cómo las cosas que más anhelamos y rezamos pueden dañarnos. o incluso poner en peligro nuestras vidas. Una de las dieciséis «Sátiras» de Juvenal es una de sus obras más conocidas, entretenidas y educativas.

Sinopsis

Juvenal comienza observando que pocas personas en el mundo son capaces de distinguir entre el bien y el mal y que, paradójicamente, siempre parecemos querer lo que más daño nos causa. Por ejemplo, a pesar de su propensión a traer ruina y muerte (como Longino y Séneca descubrieron a su propio riesgo), muchos hombres aman el dinero, mientras que el hombre pobre no tiene nada que temer de los ladrones o las copas envenenadas.

Demócrito, un filósofo griego, se habría horrorizado al ver cómo un pretor romano ahora asiste a los juegos. Los sabios de antaño, ya sea que estuvieran siempre riendo o llorando, llevaban una vida mejor. Algunas personas se desmoronan por el amor al poder y las posiciones de honor, pero la ambición frecuentemente destruye a los que se aferran al poder. Una ilustración de esto es Sejanus, una figura que alguna vez fue honorable, cuyas estatuas fueron demolidas y que ahora es despreciado por la gente como resultado de una carta del emperador Tiberio. Mientras que los jóvenes pueden rezar por la elocuencia de Demóstenes o Cicerón, fue su misma elocuencia lo que mató a estos excelentes oradores.

¿No sería mejor y más seguro, pregunta Juvenal, llevar la vida de un simple yugo de campo? Cicerón podría haber evitado el filo de la espada de Antonio si no hubiera escrito ninguna poesía mediocre, y Demóstenes podría haber evitado una muerte tortuosa si hubiera permanecido en su forja. Sin embargo, al final, tales honores solo se inscribirán en las paredes de las tumbas, que eventualmente caerán y se desmoronarán. Algunas personas desean la gloria y el botín de guerra.

Algunos hombres rezan por una larga vida, pero los ancianos son una carga para ellos y sus amigos, no se divierten y sufren de todo tipo de enfermedades y dolencias. Luego, el poeta usa los ejemplos de Aníbal, Alejandro y Jerjes y pregunta qué queda de ellos hoy. Néstor, Páramo y Mario vivieron hasta una edad avanzada pero nunca dejaron de llorar por sus familias o naciones. Las madres piden con frecuencia en sus oraciones que sus hijos sean hermosos, pero la castidad y la belleza rara vez son compatibles, y existen numerosos casos de belleza que conducen a la tragedia, incluidos Hipólito, Belerofonte y Silio. Juvenal llega a la conclusión de que lo mejor es dejar que los dioses determinen cómo deben ser las cosas y que sólo debemos pedir un cuerpo y una mente sanos y tratar de vivir una vida tranquila de virtud.

Te puede interesar:  Fedra de Séneca el Joven

Análisis

A Juvenal se le atribuye la escritura de dieciséis poemas que se han recopilado en cinco libros. Todos estos poemas entran en la categoría de sátira romana, que en el momento de la escritura del autor consistía en un amplio examen de la sociedad y las costumbres sociales escritas en hexámetro. dactílico. La sátira en verso romano, que difiere de la sátira en prosa, se denomina con frecuencia «sátira luciliana» en honor a Lucilio, a quien generalmente se reconoce como el inventor de la forma. Juvenal critica a muchos de sus contemporáneos en una forma y un tono que van desde la rabia aparente hasta la ironía, ofreciendo una visión más de la moralidad y los sistemas de valores que de las realidades de la vida romana.

A pesar de usar la obscenidad absoluta con menos frecuencia que Marcial o Catulo, las descripciones de las escenas de Juvenal en su texto son extremadamente vívidas y con frecuencia sangrientas. Con frecuencia se refiere al mito y la historia como fuentes de lecciones o ilustraciones de virtudes y vicios específicos. Estas referencias secundarias, junto con su latín denso y elíptico, sugieren que el público objetivo de Juvenal era el segmento altamente educado de la élite romana, principalmente hombres adultos con una perspectiva social más tradicional. El tema principal de «Sátira 10» es la amplia gama de peticiones que la gente hace a los dioses sin cuidado, incluyendo riqueza, autoridad, belleza, descendencia y larga vida. Cada uno de estos, según Juvenal, es un bien falso que solo funciona mientras otros factores no se interpongan en el camino.

En ocasiones, se hace referencia al poema como «La vanidad de los deseos humanos» o «La futilidad de las aspiraciones», los títulos de la imitación de 1749 del Dr. Samuel Johnson. El poema (junto con los otros poemas posteriores que componen los Libros 4 y 5) ilustra un cambio de la vehemencia y virulencia de algunos de sus primeros poemas, tomando la forma de una tesis que Juvenal intenta probar a través de ejemplos o incluso una especie de sermón. El tono, que tiene una sensación más sardónica y resignada que el enfoque amargo y cáustico de «joven enojado» de sus poemas anteriores, es inequívocamente el trabajo de un poeta más experimentado que ya no ve los problemas en términos binarios tan claros. Las conocidas expresiones «mens sana in corpore sano», «pan y circo» y «panem et circenses», que Juvenal sugiere como las únicas preocupaciones de una población romana que ha renunciado a su derecho de nacimiento a la libertad política, se pueden encontrar en «Sátira 10».

Recursos

  • Traducción al inglés de Niall Rudd (Google Books): http://books.google.ca/books?id=ngJemlYfB4MC&pg=PA86
  • Versión latina (The Latin Library): http://www.thelatinlibrary.com/juvenal/10.shtml

Explora los distintos contenidos de nuestro sitio

Leo Riera Tercero
Leo Riera Tercero

3 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
ResponsableLeo Riera Tercero +info...
FinalidadGestionar y moderar tus comentarios. +info...
LegitimaciónConsentimiento del interesado. +info...
DestinatariosNo se cederán datos a terceros, salvo obligación legal +info...
DerechosAcceder, rectificar y cancelar los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicionalPuedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.