Términos Literarios

Fantasía

I. ¿Qué es la fantasía?

La fantasía , del griego ϕαντασία que significa «hacer visible», es un género de ficción que se concentra en elementos imaginarios (lo fantástico). Esto puede significar magia, lo sobrenatural, mundos alternativos, superhéroes, monstruos, hadas, criaturas mágicas, héroes mitológicos; esencialmente, cualquier cosa que un autor pueda imaginar fuera de la realidad. En la fantasía, los elementos mágicos o sobrenaturales sirven como base de la trama, escenario, caracterización o argumento en general. Hoy en día, la fantasía es popular en una amplia gama de medios (cine, televisión, cómics, juegos, arte y literatura), pero su lugar predominante y más influyente siempre ha sido la literatura.

II. Ejemplos de fantasía

Las historias de fantasía pueden tratar sobre cualquier cosa, en cualquier lugar y en cualquier momento, esencialmente sin limitaciones en lo que es posible. Una trama aparentemente simple se puede convertir en una fantasía con solo un breve momento:

Susie se sentó a su mesa con todas sus muñecas y animales de peluche favoritos. Era la hora del té de la tarde y empezó a servir a cada uno de sus supuestos amigos como lo hacía cada dos días. Pero hoy no era un día cualquiera. Cuando Susie llegó a la silla donde había sentado su osito de peluche favorito, de repente tuvo la extraña sensación de que alguien la estaba mirando. Dejó de servir el té y miró a Bear, quien le devolvió la mirada con sus ojos de cristal y respondió: «¡Bueno, hola!».

Como puede verse, al transformar una cosa ordinaria en algo fantástico o imaginario (como un animal de peluche normal que cobra vida ante los ojos de un niño), la historia se convierte en una fantasía.

III. Tipos de fantasía

Existen decenas de tipos y subgéneros de fantasía; A continuación se muestran algunos de los más conocidos y utilizados habitualmente.

a. Medieval

Historias de fantasía de carácter medievalista; especialmente centrado en temas como el rey Arturo y sus caballeros, la corte real, la hechicería, la magia, etc. Además, suelen estar ambientadas en la época medieval. A menudo involucran protagonistas humanos que se enfrentan a antagonistas sobrenaturales: oponentes como dragones que escupen fuego, brujas malvadas o magos poderosos.

b. Fantasía alta/épica

Historias de fantasía que se desarrollan en un mundo imaginario y/o son de naturaleza épica; lo que significa que presentan a un héroe en algún tipo de misión. Este subgénero se hizo particularmente popular en el siglo XX y continúa dominando gran parte de la fantasía popular en la actualidad. Los principales ejemplos incluyen El Hobbit y El Señor de los Anillos de JRR Tolkien y Las Crónicas de Narnia de CS Lewis. 

C. Cuentos de hadas

Cuentos cortos que involucran elementos y personajes fantásticos—como gnomos, hadas, brujas, etc.—que usan poderes mágicos para lograr el bien y/o el mal. Estos cuentos involucran a príncipes y princesas, hadas madrinas y madrastras malvadas, gnomos serviciales y duendes astutos, unicornios mágicos y dragones voladores. Los cuentos de hadas presentan elementos mágicos pero se basan en un entorno del mundo real; por ejemplo, “Blancanieves” se desarrolla en un reino humano y también tiene una bruja mágica. Las colecciones más notables incluyen los cuentos de hadas de los hermanos Grimm (Hansel y Gretel, Rapunzel) y obras de Hans Christian Anderson (“El patito feo”, “La sirenita”) y Charles Perrault (“Cenicienta”, Cuentos de mamá ganso). También es muy común que las historias de otros géneros presenten elementos de cuentos de hadas, como El sueño de una noche de verano de Shakespeare, donde los humanos no son conscientes de que existe un mundo de fantasía dentro del suyo. 

d. Mitológico

Fantasías que involucran elementos de mitos y folclore, que típicamente son de origen antiguo y a menudo ayudan a explicar los misterios del universo y todos sus elementos (el clima, la tierra, la existencia de criaturas y cosas, etc.), así como eventos históricos. . Las más conocidas son la mitología griega y romana; por ejemplo, las historias sobre los dioses griegos y héroes como Hércules se han contado innumerables veces a través de películas de fantasía. Los principales ejemplos incluyen los cuentos épicos de Homero, La Ilíada y La Odisea.

mi. Fábulas

Cuentos cortos que son similares a los cuentos de hadas, pero que involucran animales animados como personajes principales. La colección más famosa son las Fábulas de Esopo, cada una de las cuales termina con una breve moraleja; por ejemplo, su cuento “Mercurio y el leñador” concluye con la lección: “la honestidad es la mejor política”.

IV. Importancia de la fantasía

Si bien la ficción en general es una forma popular de contar historias, el activo clave de la fantasía es que permite a los autores hacer cosas fuera de los límites del mundo común. Al eliminar las limitaciones de la realidad, la fantasía abre las historias a la posibilidad de cualquier cosa . Las personas pueden convertirse en superhéroes, los animales pueden hablar, los dragones se convierten en verdaderos peligros y la magia puede ser tan normal como cualquier otra cosa en la vida. Lo más importante es que la fantasía es para el público: permite a la gente escapar de la realidad y perderse en historias emocionantes e inusuales que provocan la imaginación. La fantasía permite a los autores y al público realizar sus maravillas sobre la magia y lo sobrenatural mientras exploran más allá de lo que es realmente posible en nuestro mundo. Además, algunas historias de fantasía (particularmente los cuentos de hadas) enfrentan problemas del mundo real y ofrecen soluciones a través de la magia u otro elemento de fantasía.

V. Ejemplos de fantasía en la literatura

Ejemplo 1

Historias fantásticas de reyes y reinas, príncipes y princesas, caballeros y dragones han entretenido a la gente durante siglos. Una de las piezas más antiguas e importantes de la literatura inglesa es el poema de fantasía épica Sir Gawain y el Caballero Verde. En este cuento medieval, un caballero verde desafía al Rey Arturo en un combate en el que cada oponente recibe un hacha en el cuello. A continuación se muestra una selección del cuento, cuando uno de los caballeros de Arturo se acerca para aceptar el desafío en lugar del rey, y el Caballero Verde va primero…

El Caballero Verde se acomoda en el suelo, inclina ligeramente la cabeza, coloca sus largos y hermosos mechones sobre la coronilla y desnuda el cuello para el golpe. Entonces Galván agarró el hacha y, levantándola en alto, la dejó caer rápidamente sobre el cuello del caballero y separó la cabeza del cuerpo. La hermosa cabeza cayó desde el cuello hasta el suelo, y muchos la desviaron con los pies mientras rodaba. La sangre brotó del cuerpo, pero el caballero nunca vaciló ni cayó; pero con valentía avanzó sobre sus duras patas y se lanzó ferozmente hacia adelante, agarró su cabeza y la levantó rápidamente.

Aquí, vemos el alcance de las habilidades sobrenaturales del Caballero Verde: es decapitado por el hacha y levanta su propia cabeza, que por lo demás parece ilesa. El rey Arturo y sus caballeros, sin embargo, son humanos, sin habilidades sobrenaturales. Sir Gawain y el Caballero Verde es un ejemplo clásico de fantasía medieval con protagonistas humanos y antagonistas sobrenaturales.

Ejemplo 2

Con su creación de El Hobbit y la posterior El Señor de los Anillos, JRR Tolkien cambió la literatura fantástica tal como la conocía el mundo. La parte más influyente de sus escritos es el hecho de que las historias tienen lugar en un mundo de fantasía (un mundo completamente externo al nuestro) ahora conocido como alta fantasía o fantasía épica. En tal escenario, los elementos de fantasía son una parte estándar de ese mundo. A continuación se muestra un mapa de la Tierra Media de Tolkien:

Antes de Tolkien, el género de fantasía se componía de historias que tenían lugar en nuestro mundo, pero incluían elementos fantásticos. La Tierra Media no es parte de la tierra humana y es el hogar de razas, criaturas, idiomas, historias y folclore que fueron creados íntegramente por Tolkien. En su mundo, las cosas que consideramos fantásticas son partes naturales del universo que él desarrolló. Tolkien también desarrolló una geografía, historia, mitología, ascendencia y catorce lenguas completas de la Tierra Media.

Ejemplo 3

Un conjunto muy influyente de historias cortas de fantasía son las Fábulas de Esopo. A continuación se muestra el conocido cuento de “La liebre y la tortuga”:

Una vez, la Liebre se jactaba de su velocidad ante los demás animales. “Nunca me han derrotado”, dijo, “cuando avancé a toda velocidad. Desafío a cualquiera aquí a correr conmigo”.

La Tortuga dijo en voz baja: «Acepto tu desafío».

«Es un buen chiste», dijo la Liebre; «Podría bailar a tu alrededor todo el tiempo».

“Sigue alardeando hasta que hayas ganado”, respondió la Tortuga. “¿Vamos a correr?”

Así que se fijó un rumbo y se empezó. La Liebre casi se perdió de vista de inmediato, pero pronto se detuvo y, para mostrar su desprecio por la Tortuga, se acostó a tomar una siesta. La Tortuga siguió avanzando y avanzando, y cuando la Liebre despertó de su siesta, vio a la Tortuga justo cerca del puesto ganador y no pudo correr a tiempo para salvar la carrera.

Entonces la Tortuga dijo: “El progreso lento pero constante gana la carrera”.

El elemento fantástico de esta historia es, por supuesto, la tortuga y la liebre que hablan, y sus habilidades para razonar como humanos. Las fábulas de Esopo son breves, memorables y divertidas tanto para niños como para adultos, razón por la cual siguen siendo relevantes miles de años después de ser escritas. Son particularmente memorables por la moraleja o lección que cierra cada una de las historias; en este caso, “el progreso lento pero constante gana la carrera”, que es un dicho familiar incluso hoy en día.

VI. Ejemplos de fantasía en la cultura pop

La fantasía tiene una presencia particularmente grande en la cultura popular, mucho más que la mayoría de los otros géneros. Muchos libros y películas ahora famosos han desarrollado enormes bases de fans aparentemente de la noche a la mañana, desde clásicos de fantasía como El Señor de los Anillos y Las Crónicas de Narnia, hasta favoritos modernos como la serie de Harry Potter, la saga Crepúsculo y Percy Jackson y los dioses del Olimpo. .

Ejemplo 1

Literalmente vendida por miles de millones, la serie de libros más popular jamás escrita hasta la fecha es la serie de Harry Potter de JK Rowling. De hecho, el tamaño del universo de Harry Potter dentro de la cultura popular es inconmensurable. El número de seguidores de estos libros de fantasía es histórico y notable, al igual que la relación resultante entre la autora y sus fans. Rowling incluso hizo una dedicatoria especial a sus fans con el último viaje de Harry en Harry Potter y las Reliquias de la Muerte:

Como resultado de su popularidad, los siete libros de Harry Potter se han convertido en ocho éxitos de taquilla (algunos de los más exitosos en la historia del cine), lo que condujo a un creciente negocio de mercancías y videojuegos, y luego a la apertura del Mundo Mágico de Harry Potter en Universal Studios, por nombrar algunas cosas. Además, la dedicación y el entusiasmo de su base de fans llevaron a Rowling a desarrollar Pottermore, un mundo interactivo en línea ambientado dentro de la historia de la serie de Harry Potter, donde los fans pueden convertirse en magos y estudiantes virtuales de Hogwarts, y sigue lanzando contenido años después de la publicación. del libro final. Cuando se trata de fantasía en la cultura popular, Harry Potter es una potencia.

Ejemplo 2

Una de las series más vistas en televisión es Juego de Tronos de HBO, basada en la serie de libros Canción de hielo y fuego de George Martin. Al igual que la obra de JRR Tolkien, Juego de Tronos está ambientada en un mundo imaginario. Sin embargo, estas historias son únicas porque se mencionan todos los elementos de fantasía que forman parte de los libros (dragones, caminantes blancos, gigantes, etc.), pero se cree que se extinguieron o dejaron de existir años y años antes. Por lo tanto, los dragones son aún más mágicos y terribles de contemplar porque la gente cree que han desaparecido del mundo.Temporada 5 de Juego de Tronos: Clip del episodio 9: La fuga de Daenerys (HBO)

Ejemplo 3

Otra serie con una enorme base de fans es Crepúsculo de Stephanie Meyer. Crepúsculo se apoderó del mercado de la ficción adolescente y pronto se convirtió en cuatro películas de gran éxito. Sabiendo de antemano que habría demanda, la franquicia incluso trabajó con un diseñador para reproducir el vestido de novia de Bella Swann, que estuvo disponible junto con el lanzamiento de la película relacionada. Otra tendencia que surgió de las películas fue el “Equipo Edward” contra el “Equipo Jacob”, la batalla entre fanáticos sobre con qué hombre debería estar Bella. Se apoderó de revistas, sitios web, redes sociales, empresas de ropa y más.

Los libros de Meyer también son particularmente notables debido a la enorme colección de “fan fiction” (historias escritas por fanáticos que involucran personajes y/o elementos de la historia original) que resultó de su publicación. De hecho, la ficción de un fan se hizo tan conocida que se publicó recientemente: las infames y tremendamente exitosas novelas “50 sombras”. Además, la serie Crepúsculo puso de moda las historias de vampiros: condujo a un aumento significativo en la popularidad y la producción de literatura, cine y televisión sobre vampiros.

VII. Términos relacionados

Ciencia ficción

Técnicamente, la ciencia ficción podría considerarse un subgénero de la fantasía, ya que involucra elementos sobrenaturales. Sin embargo, siempre se distingue de la fantasía porque su enfoque es científico y futurista más que mágico y (a menudo) medieval. Las historias de ciencia ficción más influyentes hasta la fecha son sin duda las películas de Star Wars de George Lucas; Otros ejemplos incluyen la serie de televisión Star Trek y novelas como La guerra del mundo de HG Wells y La guía del autoestopista galáctico de Douglas Adams.

Horror

Al igual que la ciencia ficción, el terror también podría considerarse técnicamente un subgénero de la fantasía, pero también siempre se distingue de la fantasía. El objetivo principal del terror es promover el miedo y el terror en su audiencia, a veces utilizando elementos sobrenaturales como fantasmas, zombies, monstruos, demonios, etc. Los ejemplos incluyen películas clásicas como The Exorcist y Poltergeist, la popular serie de televisión The Walking Dead y la película de terror de Stephen King. novelas como Pet Sematary.

VIII. Conclusión

En conclusión, la fantasía es uno de los géneros más populares y significativos tanto en la cultura popular como en la historia literaria. Desde sus docenas de subgéneros hasta su compatibilidad con otros géneros y su capacidad para adaptarse a cualquier tipo de medio, la influencia de la fantasía no se puede comparar con muchos otros estilos.

Leo Riera Tercero

Muchos lo consideran uno de los mejores historiadores de su grupo, y desde sus primeras publicaciones, ha destacado por ser notable, y esto le ha ampliado su influencia en el estudio de la historia.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
ResponsableLeo Riera Tercero +info...
FinalidadGestionar y moderar tus comentarios. +info...
LegitimaciónConsentimiento del interesado. +info...
DestinatariosNo se cederán datos a terceros, salvo obligación legal +info...
DerechosAcceder, rectificar y cancelar los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicionalPuedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

Botón volver arriba